El último trimestre

Un año más, el Q4 llega con fuerza y arrasando previsiones, cargando nuestras horas de trabajo al máximo rendimiento para cerrar proyectos cada vez más interesantes.

Lo cierto es que desde que se tienen datos, como dirían en la tele, hay una diferencia importante entre este trimestre y los anteriores, concentrándose el grueso de los proyectos del año en este período.

Proyectos que tienen que cerrarse a final de año y se necesitan más recursos, clientes que cogen fuerzas en verano para empezar nuevos desarrollos, o la llegada del espíritu navideño, no lo sé, pero la diferencia es notoria.

Del mismo modo que comenté en otros artículos que nos costaba llegar a clientes grandes por nuestro tamaño, es justo decir que cada vez llegan a nuestra oficina proyectos más chulos, imagino que respaldados por un portfolio cada vez más amplio y variado. También el boca a boca ayuda, y mucho, representando un porcentaje altísimo de los nuevos clientes adquiridos cada año.

Sobre los proyectos, poco puedo contar por el momento. Se trata de desarrollos con cierta exigencia técnica, diseñados como productos evolutivos que, a buen seguro, necesitarán manteniendo y desarrollos incrementales. Esto es interesante por dos motivos, primero porque somos una empresa técnica, nos gusta programar y el nivel de diversión es proporcional al de dificultad, y segundo porque un producto de este tipo asegura trabajo recurrente en los próximos meses, generando estabilidad económica a la empresa.

Pronto empezaremos a publicar las novedades en la web de Cleventy, así que ya podré hablar de cada uno en particular. Mientras tanto, tocan unos meses de trabajo intenso bien planificado, reducir la dedicación de comercializar Dogoplay y empezar a hacer entrevistas para buscar a una persona que quiera formar parte de un equipo de gente tan molona como nosotros. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.