Estrenando blog, otra vez…

Llevo unas cuantas webs a mis espaldas.

Si no contamos las páginas cutrísimas de la época del instituto, llenas de gifs y con muy poca utilidad, se podría decir que la primera web decente fue en el tercer año de universidad, cuando estuve de erasmus en Lyon. Nunca fui un usuario de Facebook muy implicado pero quería contar mi experiencia a las personas cercanas, así que abrí una página en blogger para ellos.

Al volver a Coruña, un blog llamado “Se cuece Lyon” no tenía mucha continuidad, por lo que arranqué mi primer proyecto personal llamado “Basado en hechos reales”. En esa web contaba todo aquello que veía o leía que me parecía interesante, y me sirvió para aprender lo básico del mundo blog: analytics, posicionamiento, publicidad,… No tenía miles de visitas, por supuesto, pero me gustaba. Como recompensa, durante los varios años que duró la experiencia recibí unos cuantos cheques de 100 USD de Google Adsense que me supieron a millones.

Sin duda fue a la vuelta del erasmus cuando germinó en mi el interés por emprender online. Cualquier idea me parecía buena, me motivaba y alucinaba con historias conocidísimas como la página del millón de dólares o no tan conocidas como la web de juegos flash online que había hecho un estudiante de informática renegado de mi antigua residencia, expertísimo en SEO, al que se le acumulaban los miles de dólares en Adsense sin saber como gestionar tanto dinero.

Hicimos muchas cosas esos años:

– Una copia mala de la web de juegos llamada juegosdiariosonline.com, que tuvo un pico de visitas tremendo al principio y que se hundió en el más oscuro abismo cuando Google descubrió que teníamos un crawler que parseaba webs y metía el contenido duplicado en nuestra página.

– También compramos tetasygoles.es, en una genial y original ideal (nótese la ironia) de juntar dos pasiones, de este y muchos países del mundo. Creo que por suerte nunca llegamos a hacer nada con el dominio, aunque por aquel entonces no había muchas combinaciones del estilo en internet.

– Abrimos un blog con muchos protagonistas y muy pocos escritores que, sorprendentemente, sigue ahí, viviendo en las tripas de la historia de internet. Aunque creo que no llegué a publicar nunca en el: Te lo dice un amigo.

Algún día hablaré de esas personas del inicio, cuando empezó todo, que fueron iconos a seguir en algunos aspectos, pero hoy ya llega de rollo para una primer entrada.

TO BE CONTINUED…

Esta entrada forma parte de una colección de artículos recogidos en “Los orígenes“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.